PI Pateint Janet Richards)

Inmunodeficiencia y enfermedades autoinmunes

Entender la inmunodeficiencia y las enfermedades autoinmunes

El sistema inmunitario protege al cuerpo de organismos peligrosos, como virus, bacterias y células cancerígenas. Cuando estos organismos infectan a una persona, por lo demás sana, el sistema inmunitario responde produciendo anticuerpos y células sanguíneas especiales (llamadas linfocitos) que intentan erradicar la infección. Cuando el sistema inmunitario no es capaz de responder de forma adecuada a la infección, se denomina inmunodeficiencia. Las personas también pueden sufrir la afección opuesta, un sistema inmunitario hiperactivo que ataca a las células sanas como si fueran cuerpos extraños, lo que se denomina respuesta de autoinmunidad. Ambos escenarios pueden crear afecciones potencialmente mortales.

 

La inmunoglobulina, también conocida como Ig, es un componente del plasma de sangre humana sano. En CSL Behring hemos desarrollado varias terapias de reemplazo de inmunoglobulina (Ig) para tratar afecciones raras relacionadas con el sistema inmunitario en las que la Ig no está presente en cantidades suficientes. Además, nuestra cartera de productos incluye inmunoglobulinas hiperinmunes con cantidades de anticuerpos especialmente elevadas contra determinadas enfermedades, como el tétanos, la varicela, la rabia y las hepatitis A y B.

  • Más de 300

    tipos de enfermedades de inmunodeficiencia primaria (IP)

  • 9 a 15 años

    es el tiempo que transcurre normalmente entre la aparición de los síntomas y un diagnóstico de inmunodeficiencia primaria

  • Entre 1 y 2 de cada 100 000

    personas reciben un diagnóstico de PDIC al año

¿Cómo podemos ayudarle?

Inmunodeficiencia primaria

Las inmunodeficiencias primarias son un gran grupo de trastornos hereditarios o genéticos que provocan una alteración del funcionamiento normal de las células del sistema inmunitario, lo que imposibilita al paciente combatir las infecciones.

Inmunodeficiencia secundaria

Las inmunodeficiencias secundarias se producen cuando el sistema inmunitario se ve comprometido por un factor externo, no uno genético. Los factores externos pueden incluir el envejecimiento, ciertos tipos de cáncer, procedimientos como un trasplante y algunos medicamentos.

Polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica (PDIC)

La PDIC es un trastorno neurológico causado por daños en la vaina de mielina de los nervios periféricos. A menudo se caracteriza por un aumento de la debilidad en brazos y piernas.

Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI)

La PTI es un trastorno autoinmune que provoca un bajo recuento de plaquetas. Un número de plaquetas muy bajo puede producir un aumento de la susceptibilidad a sufrir hemorragias.

Síndrome de Guillain-Barré (SGB)

El SGB es un trastorno inflamatorio de los nervios. Se caracteriza por la aparición rápida de entumecimiento, debilidad y, a menudo, parálisis de las piernas, los brazos, la musculatura respiratoria y la cara.

Enfermedad de Kawasaki

La enfermedad de Kawasaki es una enfermedad grave que se caracteriza por la inflamación de vasos sanguíneos de todo el cuerpo que principalmente afecta a niños pequeños y bebés.